AVIACIÓN NOTICIAS

Aviación, noticias, humor y más…
Subscribe

REBELAOS – PORQUE SOIS LIBRES

febrero 10, 2011 By: administrador Category: Destacados, Política

PEDRO VARELA: CARTAS DESDE PRISIÓN Núm. 20 – Diciembre 2010

Defendeos cuando la represión inicia, porque luego será tarde.

“Se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades, sin más limitación en sus manifestaciones que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la Ley”. (más…)

5F – El día en que los bolcheviques del psoe enterraron por decreto los derechos de los controladores aéreos.

febrero 05, 2011 By: administrador Category: Aviación, Destacados, Política

Lenin el genocida gobernaba a base de decretos. Instauró el terror en Rusia dando órdenes de que esos decretos justificaran y legalizaran el terror sin tapujos.

Donde gobierna la izquierda es donde menos derechos y calidad de vida tienen los trabajadores, y lo estamos viendo hoy en día en la Unión de Repúblicas Socialistas Expañolas, lugar en que los “reformistas” del psoe están llevando a marchas forzadas a los trabajadores al estado de esclavitud. Nos intentan poner la excusa de que es la canciller alemana Angela Merkel la que está imponiendo las “reformas”, pero es que esta individua, proveniente de la Alemania Democrática perteneció al Konsomol, es decir, a las juventudes del partido comunista; un ligero cambio de imagen desde la Alemania Democrática anterior a la Alemania Democrática actual y seguimos haciendo el mal en las dos caras de la misma moneda.

Lo que el 5F de 2010 hicieron los suciatas con los controladores aéreos fue eliminar el derecho a la libertad sindical y el derecho a la negociación colectiva a base de un decretazo. Nos impusieron unas condiciones de trabajo tiránicas y fuera de todo parámetro europeo. Desde entonces veníamos advirtiendo a todos aquellos borregos que odian ciegamente a los controladores aéreos de que se prepararan porque luego vendría el resto del rebaño; y efectivamente así es: ahora ya está decretado el fin descarado de la negociación colectiva, lo que significa que el trabajador está solo ante el peligro que representa la voracidad de dinero de los empresarios en el sistema capitalista (con lo que tiene de injusto tal generalización).

Claro que lo primero que tendrían que hacer los trabajadores si realmente tuvieran algo dentro del cráneo, aparte de serrín, es deshacerse de ugt, ccoo y uso, que no son más que extremidades de la misma basura que son el psoe e iu.

Lenin, Trotsky, Stalin, marxismo, psoe, iu, ugt, ccoo, uso, etc. son la misma cosa: la destrucción total y absoluta de la libertad del ser humano, la destrucción de su espíritu social, la destrucción del patriotismo, la destrucción de los derechos humanos, la destrucción de la esencia misma de la persona.

Nos creemos muy a salvo de que la chusma local llegue a los extremos a los que llegaron los bolcheviques de la Unión Soviética en tiempos de Lenin, pero es que ya lo hicieron en sus tristemente famosas chekas durante el régimen genocida que fue la segunda república. Para ilustrar lo que digo transcribiré ahora unos párrafos del libro “Bajo el signo del Escorpión” del sueco Juri Lina de origen estonio y conocedor perfecto del comunismo:

«“En su documental “La Rusia que Nosotros Perdimos”, el director Stanislav Govorukhin cuenta cómo el sacerdote en Kherson fue crucificado. El arzobispo Andronnikov en Perm fue torturado: sus ojos fueron sacados, sus orejas y nariz fueron cortadas. En Kharkov, el sacerdote Dmitri fue desnudado. Cuando intentó hacer la señal de la cruz, un Chekista le cortó su mano derecha.

Varias fuentes cuentan cómo los Chekistas en Kharkov pusieron a las víctimas en fila y clavaron sus manos a una mesa, hacían un corte en las muñecas con un cuchillo, vertían agua hirviente sobre las manos y tiraban de la piel. Esto era llamado “sacar el guante”. En otros lugares, la cabeza de la víctima era puesta sobre un yunque y era lentamente aplastada con una prensa a vapor. Aquellos que deberían sufrir el mismo castigo al día siguiente eran obligados a mirar.

Los ojos de dignatarios de la iglesia eran sacados fuera de sus orbitas, sus lenguas eran cortadas y los enterraban vivos. Hubo Chekistas que acostumbraban a abrir el abdomen de sus víctimas, seguido de lo cual, cortaban un trozo de su intestino delgado sacando una pequeña porción y ésta la clavaban a un poste del telégrafo y, con un látigo, forzaban a la desafortunada víctima a caminar en círculos alrededor del poste hasta que todo el intestino había sido desenredado y la víctima moría.

El obispo de Voronezh fue hervido vivo en una olla grande, después de esto se obligó a los monjes, con revólveres apuntados a sus cabezas, a que bebieran esta sopa.

Otros Chekistas aplastaban las cabezas de sus víctimas con atornilladores especiales, o las taladraban usando herramientas dentales. La parte superior del cráneo era aserrada y el más cercano en la línea era obligado a comer cerebro, siguiendo el procedimiento hasta el fin de la fila.

Los Chekistas arrestaban a menudo a familias enteras y torturaban a los niños delante de los ojos de sus padres, y a las esposas delante de sus maridos.

Mikhail Voslensky, un ex funcionario soviético, describió algunos de los crueles métodos usados por los Chekistas en su libro “Nomenklatura” (Estocolmo, 1982, pág. 321): “En Kharkov, las personas eran escalpadas. En Voronezh, las víctimas de torturas fueron puestas en barriles en los que se martillaron clavos para que dañaran a quien estaba en el interior y luego hacían rodar los barriles. Con una estrella de 5 puntas al rojo “marcaban” las frentes de las víctimas. En Tsaritsyn y Kamyshin, se amputaron las manos de víctimas con una sierra. En Poltava y Kremenchug, las víctimas fueron empaladas. En Odessa, les asaron vivos en hornos o les rompieron a pedazos. En Kiev, las víctimas fueron puestos en ataúdes con un cuerpo descompuesto y enterrados vivos, sólo para ser sacados nuevamente después de media hora”.

Lenín estaba descontento con estos informes y exigía: “¡Pongan más fuerza en el terror!”

Todo esto pasaba en las provincias. El lector puede intentar imaginar cómo fueron ejecutadas las personas en Moscú».

Fin de la cita.

Ni en la más retorcida y truculenta película de terror adolescente se pueden encontrar semejantes aberraciones. Puedes estar seguro de que Hollywood nunca hará una película denunciando este horror de izquierdas.

La izquierda nunca se arrepiente de nada, es más, está orgullosa de todas estas atrocidades contra “los enemigos del pueblo”.

Los controladores aéreos somos “enemigos del pueblo” y merecemos pasar por las manos del faisán Rubalcaba según la chusma, la misma chusma cada día más empobrecida por los neobolcheviques del psoe y compañía.

El resultado del terror rojo fue que el pueblo llano se convirtió en burócratas deshumanizados, sin espíritu; un ejército de zombies desalmados que no vivía, sino que simplemente sobrevivía. A los controladores aéreos el progresismo izquierdista y masónico nos ha llevado a convertirnos en burócratas sin ningún tipo de ilusión por el trabajo. En la Unión Soviética la represión brutal contra el pueblo convertido en burócrata no pudo remediar la situación, que cada vez se fue volviendo peor, la productividad no es que bajara, es que desapareció. La gran perjudicada en esta situación es toda la sociedad, pero no me da pena, porque la sociedad (vuelvo a generalizar) con su incultura, su estupidez y su pasividad, ha permitido y aplaudido llegar a esta situación de la cual está siendo víctima.

Tras el cierre del espacio aéreo por parte de Aena los días 3 y 4 de diciembre de 2010, el multimillonario a través de la política, José Bono (un apellido muy apropiado) dijo, refiriéndose a los controladores: “perded toda esperanza”. A mí me queda una sola esperanza: que el multimillonario a través de la política Bono, el faisán, Pepiño, Lema, Librero y demás hijos de la gran psoe, paguen algún día por el daño que nos han hecho. Yo, por mi parte, pondré todo el esfuerzo para que así sea ¿y tú?.

Confirmado: Aena es Dios y cambia las fechas del verano.

enero 23, 2011 By: administrador Category: Aviación

Resulta que Aena establece que el verano astronómico empieza el 1 de junio y acaba el 30 de septiembre, ¿por qué?, ¿para qué?.

La respuesta es la de siempre: para destrozar a los controladores aéreos. Aena persigue el suicidio real, el físico, no hablo figuradamente, de los controladores aéreos. Esa será su gran victoria final. Refocilarán de placer Pepiño, Lema y sus secuaces con cada suicidio de controlador que consigan. Lo llevan buscando desde hace más de un año, están poniendo todos los medios para ello, fiscales, abogados del Estado, jueces, gestores, periodistas, médicos, legislación, estados de excepción, militarización y un acoso laboral o mobbing brutal.

La última – por el momento, por supuesto – es que ha reducido el número de controladores que pueden coger vacaciones al mismo tiempo, está asignando las vacaciones de manera forzosa, “tú aquí y ahora porque lo digo yo”, “tú aquí y ahora porque lo digo yo”, “tú aquí y ahora porque lo digo yo”…, además, convirtiéndose en Dios, ha ampliado el verano astronómico. El motivo de esto último es que en verano hay una restricción especial para la cantidad de vacaciones que pueden disfrutar los controladores, alargando el verano alargan la restricción y fastidian más aún al colectivo de “privilegiados”. Pero el fin último, no lo podemos perder de vista, es el asesinato personal, social, psicológico y finalmente físico de los controladores, lo de las vacaciones es simplemente un arma más del arsenal.

Las vacaciones no sólo proporcionan descanso, sino que son un momento clave en la vida de las personas para su vida familiar y social. Los controladores trabajamos a turnos, es decir, nos toca trabajar la mayoría de los fines de semana, la Semana Santa, los puentes y el verano; esto dificulta en gran medida la posibilidad de relacionarnos con gente “normal” que trabaja de lunes a viernes y que tiene sus vacaciones o el tiempo libre precisamente en fines de semana, Semana Santa, puentes y verano, es decir, vamos con el pie cambiado; y así, las vacaciones nos podrían proporcionar unos períodos de tiempo para compartir con gente con la que a lo largo del año tenemos bastante complicado relacionarnos. Aquí hay que añadir que las vacaciones de los colegios de los niños también son en esas fechas.

El resultado de la imposición tiránica de las vacaciones por parte de los esclavistas de Aena es la semidestrucción de nuestra vida social y familiar, provocando daños gravísimos e irreversibles, aunque también muy difíciles de cuantificar y demostrar.

El Estatuto de los Trabajadores establece en su Artículo 38 lo siguiente:

2. El período o períodos de su disfrute se fijará de común acuerdo entre el empresario y el trabajador, de conformidad con lo establecido en su caso en los convenios colectivos sobre planificación anual de las vacaciones.

En caso de desacuerdo entre las partes, la jurisdicción competente fijará la fecha que para el disfrute corresponda y su decisión será irrecurrible. El procedimiento será sumario y preferente.

Vemos que dice que “El período o períodos de su disfrute se fijará de común acuerdo entre el empresario y el trabajador”, cosa que Aena incumple con la más absoluta mala fe del mundo.

El convenio colectivo de los controladores establece en su artículo 55 lo siguiente:

2. Las vacaciones podrán disfrutarse en cualquier época del año, por quincenas, no pudiéndose excluir ningún período del año para ello, teniendo derecho, al menos, al disfrute de una de ellas coincidiendo con el verano astronómico, respetándose siempre el turno cíclico homogéneo y el equipo de trabajo al que pertenezca el CCA. Podrá existir otra distribución si ésta es acordada entre el CCA afectado y AENA.

Siempre que exista acuerdo al respecto entre el CCA afectado y AENA, se podrán disfrutar las vacaciones por períodos que no constituyan quincenas.

El verano astronómico va desde el 21 de junio al 23 de septiembre (en el hemisferio norte), pero Aena se arroga la potestad de alargar el verano y con él la restricción de una sola quincena en esa época.

Podemos reclamar al maestro armero, es decir, a la justicia (jua, jua, jua), pero tras el asesinato social consumado de nuestro colectivo, los jueces (hablo en general, por supuesto hay honrosísimas excepciones) no están precisamente muy receptivos a las demandas de unos privilegiados, secuestradores, huelguistas, chantajistas, extorsionadores, terroristas, desalmados, etc.

El acoso laboral al que fueron sometidos los trabajadores de France Telecom durante su proceso de privatización terminó en varias decenas de suicidios y en cientos de enfermedades psicosomáticas producidas como consecuencia del acoso. Ahora los psicópatas laborales/privatizadores de Fomento/Parlamento/Aena están sometiendo a los controladores aéreos de España a un tratamiento aún peor, porque en nuestro caso es toda la maquinaria del sistema la que está actuando contra nosotros. Esperemos que el resultado no sea el mismo.

¿Cómo es posible que Pepiño llegara a Ministro de Fomento?

enero 20, 2011 By: administrador Category: Política

Esta es la pregunta que nos hacemos todos aquellos que pensamos, es decir, una exigua minoría. Las causas son variadas, veamos unas cuantas:

1. Lameculos. Las oligarquías de los partidos políticos trabajan para asegurarse el servilismo incondicional y la sumisión absoluta de sus subordinados. Quien llega arriba no quiere que nadie de abajo le cuestione su labor, es más, los pelotas están muy bien vistos entre la clase dirigente. Pepiño es un claro ejemplo de lameculos sumiso que entró con 16 años en el Psoe aunque incluso antes ya pertenecía al PSP de Tierno Galván. Se matriculó en derecho pero lo dejó rápidamente para “trabajar” en la secretaría de Organización del PSdeG-PSOE. Poco a poco y lamiendo los culos adecuados ahí le tenemos.

2. Asilo político. No hablo de disidencia, sino de todo lo contrario. Los partidos políticos dan asilo a chusma que de otro modo lo pasaría muy mal en la vida, primero porque su invalidez mental es manifiesta y segundo porque tendría que trabajar de verdad, cosa para la que está incapacitada este tipo de chusma por su parasitismo extremo. En un partido político con tal de que lamas los culos adecuados y tengas paciencia, tienes unas posibilidades muy ciertas de medrar. En el PSOE especialmente, pero también en el resto de partidos parlamentarios este efecto es evidente.

3. Manitas. No hablo de manitas de cerdo (que también). En los partidos políticos se da el caso común del “yo valgo pa´tóo”, tan pronto puedo ser Secretario de Organización, Ministro de Fomento, Ministro del Interior, Presidente del Gobierno, puedo hacer fotocopias, ser Subsecretario de Economía, Presidente de Aena… Da igual, resulta que con tal de tener el carnet del partido, las amistades adecuadas, haber comprado muchos favores, no tener escrúpulos ni moral y haber medrado pacientemente, ya se es válido para realizar cualquier función. Así nos va al resto.

4. Impunidad. Una sociedad que asiste sin escandalizarse y poner fin tajantemente a un estado de corrupción generalizado como el que vivimos, termina siendo, en primer lugar escéptica, y finalmente amoral. La porquería se extiende como una mancha de petróleo y lo invade todo, y es entonces cuando en vez de poner freno a la corrupción, la sociedad se hace cómplice y se produce el efecto “sálvese quien pueda” o, más castizo, “maricón el último”. Los controles a los políticos y al resto de la sociedad desaparecen, la corrupción y la compra de favores se vuelven generalizadas y en esta pocilga es donde mejor prosperan los parásitos de los partidos políticos.

Además la masa olvida fácilmente, y eso lo saben muy bien los sociólogos y sobre todo los políticos; así que ya tenemos el caldo de cultivo de la impunidad.

5. Imbecilidad y desinformación de la gente. “La democracia es cara” nos dicen, y nadie contesta “pues pongamos otro sistema más barato”. Cualquiera que cuestione el abuso de impuestos, la usura de los bancos, la financiación de los partidos políticos, la corrupción generalizada, la falta de libertad real, etc. automáticamente es calificado de “fascista”, término cajón-de-sastre en el que cabe todo. ¿Alguno de esos que utilizan el susodicho término ha leído la “Carta del Lavoro” de Mussolini? ¿verdad que no?. El término “fascista” como insulto proviene de los propagandistas comunistas y a mí me da mucho miedo cualquier imposición, cerebral o física, de los que llevan matados 150 millones de personas en el mundo.

Con llamar “fascista” a quien critica legítimamente la corrupción democrática ya tienen solucionada la papeleta. Y lo que es peor, la gente se lo traga.

6. Sin frenos. Como un coche sin frenos ruedan los políticos que no tienen unos jueces que les paren los pies. Este es el corolario de los puntos anteriores. La administración en general está podrida, y muy en particular el poder judicial. Los jueces actúan en su mayoría (honrosas excepciones las hay, por supuesto) como extensiones de su adscripción política, filtrando el mundo según el color de sus ideas y no de la justicia. Además, por muy íntegro que sea un juez en un principio, cuando todo lo que tiene alrededor es un lodazal, termina por, como decía antes, volverse en primer lugar escéptico y luego directamente amoral y trabaja en función de su interés personal y, sobre todo, para no “meterse en líos”. El Fiscal General del Estado lo nombra el Presidente del Gobierno y actúa como apéndice del Gobierno contra todo aquél al que conviene quitar de en medio. Pero sobre todo actúa de freno para salvaguardar la impunidad de los “amiguetes”.

Sólo en un sistema podrido hasta la médula puede haber llegado a Ministro, da igual de qué, un tipo como Pepiño Blanco. ¡Que Dios nos proteja!.

Union Busting en España. El caso de los controladores aéreos.

enero 07, 2011 By: administrador Category: Aviación, Destacados, Política

Índice:

1. Introducción:

2. Manipulación del lenguaje

3. Métodos del Union Busting

4. Los mandos intermedios y el lavado de cerebro.

5. El caso de los controladores aéreos

6. Conclusión

————————

1. Introducción:

Una de las acepciones del verbo inglés to bust es quebrar, así que una traducción para el término Union Busting puede ser “Quebrantamiento de sindicatos”. No es gratuito poner el término en inglés dado que esta práctica proviene del mundo anglosajón, concretamente de Estados Unidos, aunque últimamente parece ser que también se está aplicando extensivamente en Gran Bretaña y como veremos en muchos otros países como España.

Los empresarios tiranos consideran que un sindicato fuerte reduce los beneficios del negocio y por tanto hay que debilitarlo o simplemente destruirlo. La práctica del Union Busting persigue un único y exclusivo objetivo: la destrucción total y absoluta de un sindicato o, en su defecto, un debilitamiento tal que lo haga inútil e inservible. Buscan destruir el espíritu colectivo y la solidaridad entre los trabajadores, y harán absolutamente todo lo que sea necesario para conseguirlo, ya se legal o ilegal. Pero lo que destruyen en realidad es la seguridad de las familias afectadas y el bienestar de los trabajadores y con ellos, el bienestar de toda la sociedad. Están destruyendo vidas de personas.

El razonamiento que se esconde detrás de esta práctica es que los sindicatos son malos para el negocio porque reducen los beneficios y buscan mejoras laborales para los trabajadores: en sueldos, horarios, seguridad laboral, seguros médicos y de vida, etc. Además la protección que ofrecen los sindicatos también se extiende a trabajadores no afiliados beneficiándolos de todas estas mejoras. Una estadística de Estados Unidos deja claro que los trabajadores acogidos a sindicatos ganan de media 9.000 dólares más al año que los que no, y además tienen el doble de probabilidades de tener un seguro médico.

Otro de los paraguas de protección que ofrece un sindicato es la negociación colectiva, en la que el grupo en su conjunto es el que negocia y así es mucho más difícil presionar y amenazar a los trabajadores individualmente para que acepten condiciones de trabajo esclavistas.

Es habitual que empresas que aducen no tener dinero para conceder mejoras a sus trabajadores y que se quejan de que los sindicatos les van a llevar a la ruina con sus peticiones, encuentren la millonada de dinero que cuesta contratar a una de estas empresas de Union Busting.

Para llegar a darse cuenta de hasta qué punto estas actividades pueden ser destructivas, hay que mencionar el caso reciente de France Telecom, cuyos empleados durante el proceso de privatización de la empresa (al igual que la privatización actual de Aena) sufrieron una campaña de Union Busting que llegó a provocar el suicidio de varias decenas de empleados. La empresa de Union Busting que realizó la campaña en este caso se llama McKinsey, al igual que en el caso de Aena contra los controladores aéreos.

¿Alguien conoce una privatización que no acabe en numerosos despidos?.

2. Manipulación del lenguaje

Un Union Buster o “quebrantador de sindicatos” nunca se llamará a sí mismo de ese modo, lo cual ya indica que hay algo que ocultar en su profesión. Siempre se llamará “consultor” o “asesor” con algún apellido: “consultor de recursos humanos”, “consultor de relaciones laborales”, “consultor empresarial”, “consultor laboral”, “asesor de estrategias laborales”, “asesor de relaciones laborales”, etc. Rimbombantes términos para intentar dar un halo de respetabilidad a una profesión cuyo cometido es rebajar la calidad de vida de las personas llegando a destrozarlas física y emocionalmente.

Los disfraces lingüísticos que utilizarán los “consultores” serán variados, por ejemplo “mejorar la gestión de la empresa”, “mejorar la gestión de los recursos humanos”, “optimizar el funcionamiento empresarial”, “mejorar la relación coste-eficiencia”, “garantizar la viabilidad económica de la empresa”, “garantizar la continuidad del servicio”, etc. Toda esta palabrería son eufemismos que ocultan la pretensión de empeorar las condiciones laborales de los trabajadores y facilitar despidos en masa.

3. Métodos del Union Busting

Dado que el impedir o restringir la libre sindicación es ilegal, los métodos empleados por los Union Busters son sutiles de cara al exterior y por tanto difíciles de demostrar ante la opinión pública y los tribunales, aunque muy evidentes para quien los sufre.

En el momento en que un “consultor” es contratado, éste se convierte en el director de orquesta, incluso por encima de los propios directivos de la empresa que delegan en ellos todas las acciones a tomar. A partir de entonces absolutamente todo se supedita al propósito prioritario de destruir a los trabajadores y su sindicato. Nada será casual ni dejado al azar, todo seguirá el plan trazado.

La primera acción que ejecuta un “consultor” es crear un clima de miedo en el colectivo de trabajadores. Miedo a expedientes disciplinarios, a sanciones, a traslados forzosos y a la pérdida del puesto de trabajo. Este clima pretende ir debilitando con el tiempo las defensas de los trabajadores e instaurar un clima de terror que bloquee el juicio y la capacidad de acción de los mismos por miedo a represalias.

En segundo lugar se les deniega absolutamente todo lo que piden en las negociaciones, es más, se incumplen acuerdos ya firmados y además se vulnera la ley al no conceder derechos básicos de los que disfruta todo trabajador.

Para llevar a cabo todas estas cuestiones normalmente se utilizan dos ramificaciones: por un lado abogados que hacen todo el trabajo sucio “legal” y, por otro, los mandos intermedios de la empresa de los que hablaremos en el epígrafe siguiente.

Este tipo de abogados que hacen el trabajo sucio legal, también se invisten de un halo de respetabilidad, pero a lo que se dedican es a negar sistemáticamente en las negociaciones cualquier petición de los trabajadores, por muy razonable que sea, y a “estirar” las leyes para incumplir normas y derechos establecidos, con el objetivo de que el trabajador tenga que enfangarse en innumerables, costosas y largas acciones judiciales para conseguir (en el mejor de los casos) que se le reconozcan derechos básicos tras unos agotadores pleitos legales y cuando ya el daño está hecho. La manera de actuar de estos abogados es negar todas las peticiones pero con unas formas exquisitas. El perverso trasfondo de esto es que un exabrupto o un escrito claro y contundente serían pruebas irrefutables de la mala fe que guía a esta gente, pero las buenas formas, aunque sean para hacer el mal, impiden la demostración de las malas intenciones, ¿quién puede juzgar las intenciones de otra persona y demostrarlas ante un tribunal?. De este modo se machaca la resistencia psíquica de los trabajadores y sus representantes.

Uno de los puntos esenciales de la campaña de Union Busting es la infiltración en el sindicato a través, fundamentalmente, de topos que trabajan desde posiciones clave que tienen gran influencia en el colectivo. Su labor es minar desde dentro la eficacia del sindicato y crear la disensión y el enfrentamiento en las filas internas. La recompensa para estos agentes del enemigo puede ser económica, o la adjudicación de un ascenso o ciertas prebendas cuando la campaña de destrucción de sus compañeros haya terminado. El reclutamiento de estos agentes se hace principalmente entre gente que tiene afinidad a la empresa o que simplemente traiciona a sus compañeros por una recompensa económica o de promoción interna.

4. Los mandos intermedios y el lavado de cerebro.

Mencionaba anteriormente que los mandos intermedios de la empresa se convierten en actores esenciales en la función. Hasta el momento de comenzar la campaña de Union Busting los jefecillos no pintaban nada en la empresa, eran meros capataces desvalorados a los que la empresa no prestaba una atención especial. Pero cuando empieza una campaña de este tipo pasan a ser piezas vitales porque son las tropas de choque de la empresa.

A los mandos intermedios en primer lugar también se les amenaza para que cumplan a rajatabla las órdenes de los “consultores” por muy ilegales y malignas que sean y se les obliga a que la campaña de Union Busting sea su prioridad absoluta. Su evaluación ante la empresa dependerá de si hacen bien o no su trabajo de destrucción, ya que en este último caso podrían ser despedidos y además no encontrar otro trabajo dentro de su ámbito laboral. Pero a cambio, y a diferencia de los trabajadores, se les prometen determinados beneficios económicos y de promoción interna en la empresa al final del camino. Se les dice que pasarán un período duro y difícil pero que al final tendrán una buena recompensa. También se les promete que la resistencia de los trabajadores decaerá con el tiempo y la vida será así más fácil para los mandos según vaya pasando el tiempo.

Además los mandos intermedios son sometidos a un intenso lavado de cerebro para evitar o disminuir al máximo el posible sentimiento de culpa por sus acciones, lo que pondría en peligro su utilización como armas de destrucción. El objetivo es el aumento del ego y la disminución de la autoculpa. Ejemplos de las cosas que se les dicen son:

– Eres una persona clave para la organización (¿no lo era antes cuando no contaban con él?).

– Para que esta “reorganización” salga bien eres imprescindible y tenemos mucha confianza en ti.

– En el siglo XXI un sindicato es algo obsoleto.

– Hoy en día los sindicatos son un refugio de vagos que sólo quieren privilegios y no trabajar.

– En los sindicatos sólo hay llorones y caraduras que impiden el funcionamiento normal y eficiente de la empresa.

– Las peticiones de los trabajadores ponen en peligro la sostenibilidad y viabilidad económica de la empresa y con ello tu puesto de trabajo.

– Lo que haces es algo absolutamente correcto y necesario.

– Los trabajadores te han declarado la guerra, te odian y te quieren destruir porque intentas gestionar bien.

Además, y dado que tendrán que hacer cosas ilegales, se les promete un apoyo continuo y sin fisuras por parte de la empresa, consultores y abogados.

También se les dice que si la productividad de los trabajadores es baja mientras dura la campaña de destrucción, la culpa no es suya, sino de éstos.

5. El caso de los controladores aéreos

¿Te imaginas ir a trabajar cada día recibiendo insultos en todos los medios de comunicación, que van desde extorsionador, secuestrador, tomador de rehenes, privilegiado e incluso terrorista? Si eres controlador aéreo en España eso es lo que desayunas todos los días desde hace más de un año. Pero el problema es que todo esto es muy difícil de imaginar, sino imposible, para alguien que no haya sufrido acoso laboral o mobbing, o que haya vivido una campaña de Union Busting, que son prácticas muy cercanas a las que casi sólo separa el que el mobbing se aplica a una sola persona, mientras que el Union Busting se aplica a un colectivo.

Leer la exposición general anterior sobre el Union Busting es ver un reflejo fidedigno de la campaña de destrucción del colectivo de controladores aéreos españoles. Pero en este caso se da una diferencia esencial: si en las campañas de Union Busting la parte empresarial normalmente es una empresa privada que, por muy grande y poderosa que sea, tiene alguna limitación de tipo legal y alguna intervención externa (tribunales, etc.) que ejerce una suerte de mediación y arbitraje en el conflicto, en el caso de Fomento/Aena contra los controladores aéreos nos encontramos en un caso de todo un sistema, incluyendo gobierno, parlamento, medios de comunicación, poderes económicos, jueces (con honrosas excepciones), abogados del estado y fiscales aplastando un colectivo.

El artículo 37.1 de la Constitución Española dice:

“La ley garantizará el derecho a la negociación colectiva laboral entre los representantes de los trabajadores y empresarios, así como la fuerza vinculante de los convenios”. Vemos pues que la negociación colectiva y la fuerza vinculante de los convenios son derechos reconocidos por la Constitución.

Pues el día 5 de febrero de 2010 el gobierno sacó un Real Decreto que dice lo siguiente en su preámbulo: “La principal fuente de las dificultades que afronta AENA a la hora de garantizar la continuidad en la prestación del servicio de tránsito aéreo deriva de la traslación del conjunto de las facultades inherentes al poder de dirección de la empresa a sus controladores que ha tenido lugar en virtud de los derechos reconocidos a éstos en el I convenio colectivo profesional suscrito en 1999”.

Es decir, que, según el gobierno, como la dirección de la empresa recae en los controladores aéreos (cosa absolutamente falsa), se saca un Real Decreto que les priva de unos derechos constitucionales como son la negociación colectiva y la fuerza vinculante de los convenios.

Después en otro alarde propagandístico el mismo Real Decreto dice: “No puede desconocerse que la modificación del régimen jurídico vigente que se acomete, de ser conocido con anticipación, podría generar el efecto indeseado de provocar conductas que podrían poner en grave riesgo la eficacia de la reforma misma, dadas las capacidades de presión absolutamente exorbitantes adquiridas por los controladores aéreos a través de la negociación colectiva que ya han sido descritas”.

Así que dado que los controladores tienen “exorbitantes” (más propaganda falsa) capacidades de presión adquiridas en su convenio colectivo, pues se cargan el convenio colectivo y de paso la Constitución.

Pero yendo aún más allá, vemos que la propia Constitución en referencia a los Reales Decretos dice en el artículo 86.1: “En caso de extraordinaria y urgente necesidad, el Gobierno podrá dictar disposiciones legislativas provisionales que tomarán la forma de Decretos-Leyes y que no podrán afectar al ordenamiento de las instituciones básicas del Estado, a los derechos, deberes y libertades de los ciudadanos regulados en el Titulo I, al régimen de las Comunidades Autónomas, ni al Derecho electoral general”.

Pues el Real Decreto de 5 de febrero contra los controladores aéreos afecta directamente a unos derechos recogidos en el Título I de la Constitución, como son la negociación colectiva y la fuerza vinculante de los convenios.

¿Fue recurrido el Real Decreto ante la justicia? Sí. Y el resultado fue que la Audiencia Nacional dijo textualmente: “ningún derecho fundamental es absoluto”, y asunto zanjado.

Después de ese Real Decreto inconstitucional, digan lo que digan determinados jueces muy bien elegidos, vinieron durante 2010 cuatro reales decretos más, varias órdenes ministeriales y una ley.

Sobre el derecho a la huelga la Constitución dice lo siguiente en su artículo 28.2: “Se reconoce el derecho a la huelga de los trabajadores para la defensa de sus intereses. La ley que regule el ejercicio de este derecho establecerá las garantías precisas para asegurar el mantenimiento de los servicios esenciales de la comunidad”. ¿Recuerda el lector la campaña mediática contra los controladores aéreos cuando en verano de 2010 se dio un mandato a sus representantes para que, si así lo consideraban, pudieran declarar una huelga, que es un derecho constitucional?. Si no lo recuerda el lector, aquí van unos recortes de prensa al respecto:

Un chantaje con 4,3 millones de rehenes

http://www.lne.es/espana/2010/08/05/chantaje-43-millones-rehenes/951357.html

Los controladores reconocen que la huelga, que ya afecta al agosto turístico, es parte de la estrategia negociadora de los profesionales mejor pagados de la función pública

«Van a hacer que quiebre la primera empresa española: el turismo», resumía ayer certero el presidente de la Asociación de Líneas Aéreas, que coincide con el Gobierno, los hoteleros, los consumidores, las agencias de viaje y el resto de empresas ligadas de un modo u otro al turismo en la descripción de la huelga: «Es un chantaje que toma a millones de pasajeros como rehenes».

————

Los controladores quieren guerra

03/08/2010 – AGENCIAS

http://www.lasextanoticias.com/noticias/ver/los_controladores_quieren_guerra/263861

La Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) señaló, antes de la votación, que la huelga tendrá graves consecuencias económicas para el turismo español y propuso que, para preservar el interés de los viajeros, los controladores sean sustituidos por sus homólogos extranjeros o militares.

—————

Bien, la Constitución dice: “La ley que regule el ejercicio de este derecho…”; lo que ocurre es que no hay ley que lo regule porque no interesa, así en las dos huelgas convocadas en 2010, primero de funcionarios el día 8 de junio de 2010 y después general el 29 de septiembre, los servicios mínimos a los controladores aéreos fueron del 100% e incluso se llamó a más gente para que trabajara esos días, en contraste con el 50% de servicios mínimos impuestos al resto de los trabajadores. Es simple y llanamente la eliminación de facto del derecho constitucional a la huelga de los controladores aéreos… y a reclamar al maestro armero.

Durante al menos el año 2006 la empresa McKinsey (la misma del Union Busting que llevó a los suicidios en France Telecom) estuvo contratada por Aena; desconozco sus actuaciones concretas y si esta empresa lleva actualmente la campaña de Union Busting contra los controladores aéreos, pero en todo caso es tristemente famosa por dedicarse entre otras cosas a esta actividad. El caso es que ahora haré una somera descripción no exhaustiva de acciones llevadas a cabo por la empresa Aena contra los controladores aéreos:

– Amenazas de sanciones continuas (miedo).

– En las negociaciones del 2º convenio colectivo, farsa de negociaciones habría que decir, las propuestas de Aena cada vez eran peores según iba habiendo reuniones, lo que denota que nunca hubo ninguna voluntad de llegar a un acuerdo.

– Instauración de “servicios express”, que significa que en cualquier momento te pueden obligar a ir a trabajar sin tener programado el servicio. Esto significa una disponibilidad del trabajador 365 días al año, 24 horas al día.

– Programación de hasta 28 días de trabajo en un solo mes.

– Recomendaciones veladas a los médicos de la Seguridad Social para que pongan dificultades a la hora de dar bajas a los controladores aéreos (hay cartas que lo prueban).

– Inspecciones de Sanidad instantáneas y reiteradas a los controladores que se dan de baja por enfermedad.

– Reducción de los tiempos de descanso durante la jornada de trabajo.

– Aumento de horas anual en un 45% (sin contar imaginarias y cursos), colocando la jornada de los controladores aéreos españoles muy por encima de la media europea.

– Eliminación de la jubilación anticipada a los 55 años. Este derecho lo tienen los controladores incluso en Estados Unidos, por no citar toda Europa y otros países como Australia, Nueva Zelanda o Canadá.

– Reducción del sueldo base (no horas extras).

– Manipulación de los datos de productividad como así reconoce Eurocontrol, para engañar a la opinión pública con respecto a los controladores.

– Retiro de decisiones operativas, como la determinación de la pista en servicio del aeropuerto, que en todos los países son atribución normal de los controladores.

– Denegación de permisos de guarda legal.

– Difusión de los turnos con tan solo diez días de antelación, lo que impide la conciliación de la vida laboral y personal.

– Adjudicación forzosa de vacaciones sin contar para nada con el trabajador.

– Aumento de la jornada máxima mensual a 200 horas, cuando el Estatuto de los Trabajadores señala 160 horas.

– Designación de servicios de imaginaria (disponibilidad programada) que si no se hacen efectivos entonces no cuentan ni en el cómputo de horas, ni son pagados.

– Designación de cursos que ni cuentan como horas de trabajo ni se pagan.

– Tener que devolver las bajas laborales en el resto del año.

– Tener que devolver las bajas por maternidad/paternidad en el resto de año.

– Tener que devolver las horas sindicales de los representantes en el resto del año (lo que dificulta la actividad sindical).

El arma de los medios de comunicación ha sido absolutamente esencial en el caso de los controladores aéreos y ha sido, durante años, un elemento completamente descuidado por éstos con unos resultados nefastos para su imagen. Eso le ha puesto tremendamente fácil las cosas a los Union Busters para diseñar una campaña mediática a largo plazo que se ha basado en los siguientes puntos propagandísticos:

– Los controladores aéreos hacen huelga continuamente cada temporada de verano, Navidad y Semana Santa.

– Los controladores aéreos están de huelga encubierta habitualmente.

– Los controladores aéreos toman de rehenes a los pasajeros continuamente para conseguir sus reivindicaciones.

– Los controladores aéreos a base de chantaje ganan unos sueldos escandalosos.

– Los controladores aéreos son unos privilegiados.

– Los controladores aéreos tienen una productividad muy baja.

– Los controladores aéreos no permiten que entren más controladores para así generar horas extras.

– Los precios de los billetes de avión son más caros por el sueldo de los controladores aéreos.

– Los controladores aéreos son los culpables de la deuda de Aena.

Como impresión general de todos estos puntos queda una sensación de inmoralidad extrema por parte de los controladores aéreos y que algo contundente hay que hacer contra ellos urgentemente y más en tiempos de crisis (la gran excusa de la crisis para quitar derechos a los trabajadores).

No me voy a poner a rebatir cada uno de los puntos anteriores porque no es el objetivo de este escrito, pero lo que es relevante es que todas estas mentiras han caído en el terreno abonado que supone una gente desinformada por la campaña mediática sutil repetida durante años y a la que no respondieron a tiempo los controladores. Esto ha generado un desconocimiento absoluto de la realidad y una predisposición que no sólo es contraria, sino que llega al puro odio irracional y fanático que no atiende a razones y explicaciones.

El artífice mediático en el conflicto contra los controladores aéreos (recordemos que absolutamente todo se subordina a los Union Busters, ministro incluido) ha sido el Ministro de Fomento, José Blanco y su campaña de asesinato social y mediático contra este colectivo. Veamos un ejemplo:

«ELADIO MEIZOSO (CADENA SER)   28-12-2009

¿Cuánto gana un controlador aéreo?

El ministro de Fomento, José Blanco, asegura que se trata de un colectivo privilegiado cuyos trabajadores cobran un mínimo de 370.000 euros anuales

http://www.cadenaser.com/economia/articulo/gana-controlador-aereo/csrcsrpor/20091228csrcsreco_6/Tes»

No sólo es falso lo de los 370.000 euros como mínimo, sino que emplea la palabra-ariete propagandística más usada por el ministro y que ha sido incorporada incluso en los reales decretos: “privilegiados”. Lo curioso es que quien llama privilegiado a otros, en este caso el Ministro a los controladores, es alguien que se fija su propio sueldo y que paga menos que el resto de ciudadanos a Hacienda por sus ingresos. Además este ministro neoliberal llama “privilegios” a las bajas laborales, a las bajas por maternidad, a tener un tiempo libre asegurado y programado, a las vacaciones acordadas con la empresa, a un número máximo de horas acorde con el trabajo que se realiza, a que tu trabajo se contabilice como trabajo realizado, a los permisos por guarda legal, a las horas sindicales, etc.

En cuanto a los abogados que utiliza Aena para denegar, eso sí con mucha educación, absolutamente todo a los controladores aéreos en la farsa de negociación, son del despacho Cusan que en la presentación de su página de Internet dicen (http://www.cusanabogados.com/index_Page339.htm): “CUSAN ABOGADOS es un despacho especializado en todas las cuestiones de los ámbitos laborales y sociales, en los que brinda a las empresas una asesoría y asistencia integral”. “La profesionalidad y dedicación de sus integrantes, han permitido que CUSAN ABOGADOS haya estado presente en la solución de los más importantes procesos que, en materia de relaciones laborales (Expedientes de Regulación de Empleo, Convenios Colectivos, Reestructuraciones…), se han llevado a cabo en España en los últimos años”.Y en la parte de servicios señalan: “CUSAN ABOGADOS brinda un servicio de atención integral a todas las cuestiones relacionadas con el diseño general, definición y puesta en práctica de las estrategias empresariales en el área de gestión de sus recursos humanos”.

Como vemos aquí tenemos todas las características del cinismo y el halo de respetabilidad que emplean los Union Busters para describirse a sí mismos y a lo que hacen: “asesoría y asistencia a las empresas”, “atención integral”, “puesta en práctica de estrategias empresariales”, “gestión de recursos humanos”. Y además vemos como se jactan de su presencia en Expedientes de Regulación de Empleo, Convenios Colectivos, Reestructuraciones…, lo que traducido al lenguaje normal significa despidos y empeoramiento de las condiciones laborales de los trabajadores.

Por último, en cuanto a la infiltración en el sindicato, no solo es que sea una sospecha, sino que ha salido en portada del diario nacional La Razón el día 11 de diciembre de 2010: “El Gobierno tenía «infiltrados» entre los controladores y conocía la rebelión”; “En el último mes recibió informes diarios de los servicios de inteligencia sobre las protestas que preparaban”; “Los militares de Torrejón fueron avisados el viernes por la mañana de que se preveía una crisis que estalló horas más tarde”. Es decir, que los Union Busters y el gobierno a su servicio iban por delante de los controladores en todo momento. Y para incidir más en esto, vemos que el día anterior al cierre patronal del día 3 de diciembre de 2010, se emitió un capítulo de la serie de Televisión Española, “Cuéntame como pasó” titulado “Calores de agosto”, en el que “casualmente” el argumento era que Antonio y Mercedes tienen pensado irse unos días a Mallorca, pero una huelga de controladores pone en riesgo sus vacaciones (Temporada 12, Capítulo 201). ¿Hay algún ingenuo que piense que es una mera casualidad?.

6. Conclusión

No sólo los controladores aéreos, sino la mayoría de los trabajadores en España están sufriendo un retroceso en sus condiciones laborales con la excusa de una crisis que ellos no han provocado. Los culpables de la crisis están machacando a la sociedad con la excusa de la crisis, lo cual es siniestro.

En el caso específico de los controladores aéreos tenemos cómo una empresa pública no sólo rentable, sino además estratégica para un país turístico como España, ha sido hundida en estos últimos años con obras “faraónicas” (término empleado por la anterior Ministra de Fomento, Magdalena Álvarez) y ahora se privatiza con la excusa de que está hundida y es deficitaria. El precio que ha fijado el gobierno para la privatización es de entre 12.000 y 18.000 millones de euros, lo cual es un auténtico escándalo porque es un regalo. Sirva de ejemplo que tan solo el aeropuerto de Madrid-Barajas representa el 10% del PIB de la región de Madrid al año, es decir, más de 18.000 millones de euros.

Solamente en obras en aeropuertos durante los últimos años Fomento/Aena se ha gastado más de 19.000 millones de euros (ni están en esta cifra todas las obras ni todos los aeropuertos), así que todas las infraestructuras no pueden estar de ningún modo por debajo del precio de tan solo unas obras.

Durante estos años pasados del boom inmobiliario, ciertas empresas constructoras se han forrado con las adjudicaciones de obras en aeropuertos y ahora se van a quedar con el pastel que representan éstos. Para que el pastel les resulte muy rentable les han subido enormemente las tasas aéreas de aeropuertos, lo que ha provocado que en conjunto las tasas aéreas en España suban en 2011 un 4´8% http://www.aena.es/csee/ccurl/601/110/Aena%20Presupuestos%202011.pdf:

“El proyecto de Ley de Presupuestos contempla una rebaja de la tasa de ruta de navegación aérea del 7,8%, la congelación de la tasa de aproximación y una revisión de las tasas aeroportuarias, que supone una rebaja de las tarifas en 31 de los 47 aeropuertos de Aena y una subida sólo en los grandes aeropuertos, en los que se han realizado fuertes inversiones. El efecto total será una subida de las tasas aéreas del 4,8%, incremento moderado que se traducirá en un impacto de 60 céntimos por pasajero”.

¿Recuerda el lector lo que han estado diciendo durante un año el Ministro de Fomento y el Presidente de Aena sobre las tasas aéreas?: decían que iban a bajar y con ellas los precios de los billetes de avión, porque lo que las encarecía era el sueldo de los controladores; ver:

http://www.eleconomista.es/flash/noticias/1902515/02/10/Fomento-anuncia-una-rebaja-de-las-tasas-de-navegacion-aerea-del-15-en-dos-anos-.html

El ministro de Fomento, José Blanco, anunció este jueves que las tasas de navegación aérea se reducirán un 15% en dos años… (…)Blanco explicó que aplicará un recorte del 8% en las tasas el próximo año y otro 7% en 2012, lo que tendrá una “repercusión directa” en las compañías y en el coste de los billetes que pagan los ciudadanos.

http://www.elmundo.es/mundodinero/2010/01/19/economia/1263894654.html

El ministro de Fomento, José Blanco, quiere reducir un 15% las tasas de navegación aérea recortando el salario medio de los controladores hasta los 200.000 euros.

“Sólo así se puede reducir el déficit de Aena y las tasas de navegación”

http://www.elpais.com/articulo/economia/Blanco/quiere/reducir/sueldo/controladores/200000/euros/elpepieco/20100119elpepueco_5/Tes

El ministro de Fomento, José Blanco, ha anunciado que durante este primer trimestre del año abordará la negociación con el objetivo de reducir el salario de los controladores aéreos de los aproximadamente 330.000 euros anuales actuales hasta una media de 200.000 euros, lo que permitirá recortar las tasas de navegación aérea el 15%.

——————

El resultado es que se ha bajado la masa bruta salarial de los controladores aéreos de 700 millones de euros a 400 millones de euros y las tasas suben en 2011, dejando al descubierto las mentiras de estos personajes.

Privatización, negocios sucios, grandes intereses económicos, expolio al patrimonio de los españoles, recorte de derechos, terrorismo laboral y muchas, muchas, muchas mentiras; todo ello es lo que se esconde detrás de todo este culebrón de los controladores aéreos.

Vuelvo a preguntar: ¿Alguien conoce una privatización que no acabe en numerosos despidos y además en un deterioro y encarecimiento del servicio?.

Las nuevas brujas: los controladores aéreos.

diciembre 31, 2010 By: administrador Category: Aviación, Destacados, Política

¿Cómo hemos podido llegar a la cacería de brujas con forma de controladores aéreos que vivimos actualmente? Bueno es echarle una ojeada a los acontecimientos de Salem del siglo XVII para ver las esperpénticas similitudes que presenta la situación actual con aquella.

En 1692 en la localidad de Salem, Massachussets, cayeron enfermas al mismo tiempo dos niñas, una de ellas hija y la otra sobrina del reverendo Samuel Parris. La desconocida enfermedad de Betty y Abigail les producía temblores, llantos repentinos, espasmos, histeria y alucinaciones; decían sentirse como si alguien las pinchara y cortara con cuchillos invisibles. El médico del pueblo diagnosticó que las niñas estaban hechizadas. Pronto se extendió el mal y otras quince niñas comenzaron a comportarse del mismo modo.

Las acusaciones de brujería no tardaron en llegar y la primera acusada fue una esclava del reverendo llamada Tituba que, bajo tortura, se declaró culpable. Luego vinieron muchas acusaciones más, la mayoría de ellas a personas que por unas causas u otras “caían mal” a la comunidad: dos mujeres pobres de mal carácter, otra esclava, un granjero malhumorado sin amigos, etc. Pero el estado de histeria ya se había desatado y fueron acusadas personas que tenían algún problema previo con las familias de las niñas por motivos económicos o de cualquier otro tipo; incluso fue acusada una niña de tan solo cuatro años de edad.

En este estado de histeria se llegó a encarcelar a cerca de doscientas personas.

Se creó entonces un tribunal que admitió unas pruebas llamadas “evidencias espectrales” que consistían en que se creía que los acusados actuaban contra las niñas a través de sus espíritus malignos y que, gracias a un pacto con el diablo podían atormentarlas a kilómetros de distancia.

En los juicios las niñas gritaban histéricas contra los acusados, se contorsionaban y entraban en estado de trance. Nadie se atrevía a denunciar la farsa por temor a ser acusado también.

Tras estos procesos fueron ejecutadas veinte personas, trece mujeres y siete hombres, entre ellos el granjero malhumorado que fue muerto por aplastamiento con piedras tras dos días de sufrimiento.

En otoño de 1692 se puso fin a semejante situación primero rechazando las “evidencias espectrales” y luego sustituyendo al tribunal por otro que puso fin a los procesos.

La reparación de los daños causados tardó en llegar. En 1702 el Tribunal Supremo declaró los juicios ilegales y en 1711 se aprobaron unas indemnizaciones para algunos de los encausados que habían perdido sus propiedades y que  apenas reparaban mínimamente los daños morales y materiales sufridos. Los jurados de los juicios firmaron una “confesión de error” pidiendo perdón. En 1957 el estado de Massachussets pidió disculpas formalmente por los hechos, pero hasta 2001 no se proclamó la inocencia total de todos los procesados.

Las causas que se aducen para aquella histeria colectiva son variadas y van desde el consumo generalizado de alucinógenos, problemas psicológicos, la incidencia de enfermedades como la viruela y la enfermedad de Huntington (que conlleva todos los comportamientos detectados en las niñas). Otras causas menos biológicas se refieren a prejuicios religiosos y sociales, vendettas entre vecinos, rencores y envidias, enfrentamientos por causas económicas, etc. Todo ello aderezado con unas prácticas judiciales vergonzosas incluso para la época, formaba un cóctel explosivo.

En la actual caza de brujas/controladores tenemos a las dos niñas histéricas: Pepiño Blanco y Juan Ignacio Lema Devesa protagonistas de temblores, llantos repentinos, espasmos, histeria y alucinaciones; sienten como si los controladores les pincharan y cortaran con cuchillos invisibles. Un caso claro de hechizo.

La extensión del mal llegó pronto y los medios de comunicación (¿?) comenzaron a comportarse del mismo modo, llegando a decir, como el infecto diario El Mundo, que Barajas había cerrado pistas por la “resaca” de los controladores.

Las acusaciones de brujería salarial no tardaron en llegar: se dijo que los ingresos del controlador que menos gana son de 370.000 euros, e incluso un tipo como Ramón Tamames llegó a decir en la televisión que los controladores ganamos de un millón de euros para arriba. Se nos llama privilegiados por políticos que no tienen más que privilegios, entre otros el estar donde están sin merecerlo. Otras lindezas son “secuestradores”, “extorsionadores”, “terroristas”, etc.; todavía no nos han acusado de pactos con el diablo pero todo se andará.

Los controladores aéreos según palabras de un europarlamentario del PP llamado Luis de Grandes somos “un colectivo antipático”, así que caemos mal y se nos puede acusar sin problemas de cualquier cosa con impunidad absoluta.

¿Y qué hay del tribunal cazador de brujas/controladores? Pues la sala de lo social de la Audiencia Nacional presidida por un fanático inquisidor del Psoe llamado Ricardo Bodas, que dijo que los derechos fundamentales de los controladores no son absolutos. Las “evidencias espectrales” admitidas por el tribunal cazabrujas del inquisidor Bodas fueron difamaciones aparecidas en prensa a través de los años contra los controladores y todos los argumentos falsos esgrimidos por las dos niñas histéricas. Desconozco si en el juicio algún abogado del estado se contorsionó y entró en trance, pero no hay que descartarlo.

También tenemos a los carroñeros de Cremades que han visto la posibilidad de trincar pasta con el cadáver de los controladores y quieren despojarlo de todas sus posesiones y robarle al muerto.

Las causas del asesinato social y laboral de los controladores aéreos también son muy parecidas a las de Salem:

1. Consumo de alucinógenos. Habría que ir a los servicios del Parlamento para recolectar unas buenas dosis de polvo blanco.

2. Problemas psicológicos. Resentimiento, complejo de inferioridad, psicopatía, retraso mental, narcisismo, etc.

3. Prejuicios sociales. Odio al que triunfa, odio al superior, odio al que es mejor que tú, odio al que sabe más, odio al que es honrado, odio al trabajador, etc.

4. Prejuicios religiosos. Pertenencia a una secta destructiva llamada Psoe, u otras que tienen su congregación en el Parlamento, como por ejemplo el PP.

5. Envidia y resentimiento. Relacionados con los puntos 3 y 4.

6. Causas económicas. El hundimiento premeditado y alevoso de Aena para luego privatizarla/regalarla a amiguetes y/o superiores de la logia y el banco.

¿Habrá algún día una reparación de daños a los controladores? ¿Tendrán que pagar los inquisidores/privatizadores por su daño a los controladores y a todo el pueblo español? ¿Confesarán su “error” y lo pagarán caro? Espero que no tengan que pasar tres siglos para que todo ello ocurra.

Cinco años para una asesina y ocho para los controladores. ¡Viva la justicia!

diciembre 13, 2010 By: administrador Category: Aviación, Política

Párrafo extraído de:

http://www.campustrophy.com/20101213/nacional/las-dos-acusadas-crimen-sesena-reconocen-hechos-autora-cumplira-pena-maxima.html?not=2010121307412525&idnot=2010121307412525&dia=20101213&seccion=nacional&seccion2=tribunales&chnl=30&ph=16

Las dos menores imputadas por el asesinato de Cristina Martín en Seseña (Toledo) -C.H.S., acusada de un delito de asesinato y N.N.N., acusada de encubrimiento- han reconocido su autoría en los hechos, por lo que se ha alcanzado una sentencia de conformidad que condena a cinco años de internamiento en régimen cerrado y tres años de libertad vigilada a la primera; y a dos años de internamiento en régimen semiabierto, de los cuales uno será de libertad vigilada, para la segunda.

Fin de la cita.

Así que tenemos a los controladores aéreos enfrentándose a penas de entre 3 y 8 años de cárcel y, en cambio, a una asesina que quitó la vida de su víctima con sadismo y saña, le imponen 5 años de “playstation” y 3 de psicólogos. ¡Viva la justicia!

No salgo de mi asombro

diciembre 09, 2010 By: administrador Category: Aviación, Destacados, Política

Resulta que hoy absuelven a Otegi y a otros dos etarras. Habían hecho un mitin donde se dieron vivas a ETA y se enalteció del terrorismo. Se enfrentaban a una pena de 18 meses de prisión.

No salgo de mi asombro. Pero no porque los absuelva ese extraño organismo político/judicial llamado Audiencia Nacional, cosa que no me extraña en absoluto. Mi asombro viene de que yo soy controlador aéreo y ni he matado a nadie, ni he enaltecido el terrorismo, ni he dado vivas a ninguna organización terrorista; pero me enfrento a ¡entre 3 y 8 años de cárcel y al embargo de mis bienes!.

Y ¿cuál ha sido mi gravísimo delito?, pues que entre el viernes por la tarde y el sábado por la mañana no dimos servicio de control aéreo, teniendo en cuenta, eso sí, que quien cerró el espacio aéreo fue Aena, no fuimos los controladores.

Es decir, que en la España de hoy te absuelven, o como mucho te enfrentas a 18 meses de cárcel, si eres etarra, pero si tienes la indecencia de ser controlador aéreo y faltas unas 14 horas a trabajar, entonces… entonces has arruinado tu vida.

La triste actualidad policial

noviembre 02, 2010 By: administrador Category: Otros

Hace unos días me estremecía al conocer que un policía nacional, de esos que se juega la vida como cualquiera de nosotros, iba a ser condenado por el tribunal supremo a inhabilitación tras una intervención en la que incluso le habían concedido la medalla al merito policial con distintivo blanco.

Pero, por desgracia, esto no es un caso aislado.
Juan y Andrea, los protagonistas de esta patética historia, son dos agentes de la autoridad destinados en el mismo sitio, compañeros de patrulla en muchas ocasiones. Ilusionados, hasta entonces, se jugaban la vida todos los días codeándose con delincuentes, maltratadores, ladrones y demás sinvergüenzas, contentos de hacer un bien a la comunidad y creyéndose respaldados por el sistema judicial.

Sin embargo, un día, Andrea es agredida por un chico de unos 22 años de origen marroquí. Ella sólo le había pedido el DNI en un control de documentación establecido cerca de una zona de marcha. Al darse la vuelta, él se abalanzó sobre ella y le dio una patada en la espalda con tal fuerza que no sólo la tiró al suelo sino que le produjo un grave esguince cervical de grado III.

El agresor, que es detenido de inmediato por atentado contra agente de la autoridad, no sólo NO se mostraba arrepentido, sino que incluso increpaba a los agentes por permitir a una mujer tal actitud. Él sólo hizo lo que los agentes presentes deberían de haber hecho, lo que manda su religión. O sea, que todavía tendríamos que darle las gracias por joderle el cuello a nuestra compañera. Total éxito de la alianza de civilizaciones de Zapatero y su integración social de los emigrantes. Me recuerda a ese cartel que un anónimo musulmán enarbolaba en una manifestación en Londres en la que decía: “No a la democracia. Queremos justicia islámica”.

Pues bien, el detenido, tras pasar unas 24 horas en el calabozo, donde continuaba insultando a los agentes y deseando haber roto el cuello a nuestra compañera (literal), es conducido al juzgado para ser puesto a disposición judicial. Juan, el otro agente protagonista, sería uno de los agentes que lo custodiara. Durante el camino, y también ya en los juzgados, el detenido continuaba increpando a los agentes y deseando la muerte a nuestra compañera.

Así hasta que comienza el juicio. Allí estaba nuestra compañera, llorando, dolorida, aterrada, con un collarín y sin abogado ni pollas. El detenido lo niega todo, habla de agresión por parte de los agentes que lo custodiaban, de racismo, vejaciones…, incluso menciona que uno de los agentes sacó su arma para amenazarle en el calabozo (creo que las cámaras del calabozo tiran por tierra esta grave acusación).

Acaba el juicio, el detenido es conducido por los agentes hacia el calabozo del juzgado. Los agentes que lo custodiaban, hartos de aguantar sus comentarios, muy mosqueados después de asistir a sus declaraciones en la vista oral, y después de escuchar como el detenido comentaba: “menuda carita que tenía la zorra” en referencia a nuestra compañera, recibe un “Cállese de una puta vez” por parte de Juan que, sin saber cómo, presenció SU SEÑORÍA, quien lo llamó inmediatamente.

RESULTADO:
* Juan recibe la comunicación por parte del juez de que le aplicará régimen disciplinario, proponiéndole para una sanción. Además, el juez informa al detenido del derecho que tiene a denunciar a Juan por lo ocurrido.
* Andrea se tira 22 días de baja.
* Sale la sentencia. El reo es condenado por amenazas (60€), condenado por una falta que el juez cataloga como de “agresión sin lesión”… SIN LESIÓN dice… (0€), y condenado por resistencia grave a agente de la autoridad (120€).
* Juan fue expedientado y le metieron 8 días de haberes por mandar a callar al detenido, y está pendiente del juicio por la denuncia del agresor de Andrea que, con toda probabilidad, juzgará el mismo juez, pudiendo incluso ser inhabilitado.
* Por cierto, Andrea no cobró indemnización alguna por parte de su agresor, por lo que, al haber estado de baja, su sueldo se vio mermado aquel mes (no voy a utilizar el refrán ese de, encima de puta, apaleada).
* Al condenado le caen 180€ de multa que ni pagará, ni será expulsado del país, ni dejará de costarle dinero a España (El juez entiende que las lesiones a nuestra compañera, los insultos y amenazas, la comida del detenido, una patrulla toda la tarde y otra toda la noche para su custodia, así como otra pareja por la mañana para acompañar al detenido al juicio, es decir, el sueldo de un día entero de 6 efectivos que no salen a la calle a servir al ciudadano, más los gastos del juicio y demás milongas, sólo le va a costar 180€ al detenido. ¿Cuanto le habrá costado al Estado la bromita? Hagan cálculos).

SEÑORES, aquí da igual que seas guardia, mosso, policía nacional, local…, o lo que sea… La que se nos viene encima.
Esta historia es real, me da igual que no me crean, la escribo con el corazón, en apoyo a mis dos compañeros, los que trabajamos en esto, sabemos que estas cosas ocurren y que los jueces no nos apoyan.
Andrea sigue jodida, tanto por las lesiones como por la segunda patada que le ha dado la justicia. Ya no quiere salir a la calle, tiene miedo…, miedo a la justicia.

Y por último, no busquen la noticia por Internet ni en los periódicos ni la esperen en televisión, pues no la encontrarán… (ya la he buscado yo). Las agresiones a los policías no le interesan a nadie.
Bueno, tal vez si la encuentren. Eso sí, busquen titulares tales como: “abusos policiales”, “racismo policial”, “súbdito marroquí sufre amenazas y vejaciones por parte de agente de la autoridad”. Ahí puede que encuentren algo.

(POR FAVOR, RUEGO ENCARECIDAMENTE REENVÍEN ESTE TEXTO A TODOS SUS CONTACTOS).