AVIACIÓN NOTICIAS

Aviación, noticias, humor y más…
Subscribe

Una reflexión sobre la apatía

marzo 29, 2011 By: administrador Category: Destacados, Otros, Política

Hay gente que está viendo que el mundo se derrumba a su alrededor, yo soy uno de ellos. No nos gusta nada lo que está sucediendo en la sociedad, en el país.

Cierto es que la mayoría de la gente hoy en día está en la misma situación, pero de lo que culpo a esa mayoría de gente es de estupidez supina, cuando no de algo peor, por no haberse dado cuenta hace mucho tiempo. Era mejor negar que las cosas iban mal y tachar a los poquísimos que denunciábamos la situación y veíamos venir un futuro oscuro, de “pesimistas”. El problema es que según van yendo las cosas a peor, cada vez es más difícil solucionarlas.

Dicen que el deporte nacional es el “furbo”, pero yo creo que no, el deporte nacional es la negación de la realidad, porque ante una realidad que no gusta, el camino fácil es negarla y el difícil es asumirla y enfrentarse a ella. La realidad es la que es, nos guste o no, y desde luego negándola no la vamos a solucionar.

A lo que voy es a lo siguiente ¿por qué teniendo los problemas que tenemos y viendo el negro futuro que nos espera, la gente no reacciona, se muestra apática y resignada? Es la actitud de las ovejas que van al matadero sumisas, aunque en nuestro caso la cosa es mucho peor, ya que hay conocimiento más que sobrado de hacia el abismo al que nos dirigimos, por mucho que se quiera negar.

Yo creo que la respuesta es múltiple, es decir, hay varios factores que influyen, a ver si soy capaz de definir un par de ellos con claridad.

Por un lado está el individualismo feroz, enfermizo, narcisista e inmensamente egoísta que se propugna hoy. Lo curioso es que nadie reconoce su individualismo, si hablas con la gente, toda lleva una gran “rollito”, es ecologista, le preocupa el paro, los niños negritos de África, el cambio climático, la contaminación, la violencia de género, los derechos de las minorías, etc. Es decir, todos los clichés políticamente correctos que nos inoculan día tras día, hora tras hora, minuto tras minuto, los medios de manipulación de masas. Y ahora un inciso, yo personalmente cada vez que veo que el Sistema promociona un determinado modo de pensar, automáticamente me posiciono en contra de ello porque sé, por definición, que están tratando de manipularme. Y no penséis mal, no estoy a favor de la contaminación, por poner un ejemplo.

Lo que me chirría es la inmensa hipocresía de la gente, que por un lado va de “guay” y por otro de lo único que se preocupa es de ella misma, con ferocidad, mezquindad, avaricia y fanatismo.

Así que con lo dicho ya he dado mi opinión sobre el primer factor: el individualismo.

Ahora hay otro factor del que quiero hablar, la sensación de impotencia. Pondré un ejemplo: supongamos que nos encontramos en medio del mar en una lancha salvavidas y vemos que empiezan a salir burbujas del agua y la lancha se empieza a deshinchar, ¿cuál será nuestra reacción?, ninguna, porque no se puede hacer nada. En cambio supongamos que en la lancha tenemos unos parches y una pequeña bomba para insuflar aire, automáticamente seremos la viva imagen del activismo y nos pondremos todos como una sola persona manos a la obra, por muy mal que nos caigan los otros que van en la lancha. La única diferencia que existe entre las dos situaciones es que en la segunda se puede hacer algo.

La cuestión aquí es que el Sistema le otorga el poder absoluto a los partidos para hacer las cosas, fuera de ellos está el vacío, y ya vemos el resultado: una sociedad falta de herramientas, apática y que dio por perdida la batalla hace mucho tiempo.

Los partidos políticos son maquinarias de poder que actúan contra el pueblo. El epítome es el PSOE, que no es más que una caterva de delincuentes analfabetos que si no fuera por la podredumbre de un Sistema que les encumbra al poder, no servirían ni para limpiar váteres. Del PP casi es mejor ni hablar, porque hace el papel de comparsa en el teatro bufo, aparenta ser una oposición cuando en realidad no se opone a nada y además las soluciones que propone son tan neoliberales como las del “socialista y obrero” PSOE. ¿El resto?, el resto no pinta nada, salvo los nacionalistas que están ahí para ayudar al PSOE a destruir la nación.

Se habla mucho de “sociedad civil”, ¡menuda gilipollez!. Eso no existe ni aquí ni en ninguna parte. Lo que existen son líderes que mueven a mucha gente; las minorías siempre han sido los motores de la humanidad y las que han arrastrado a los pueblos. ¿Por qué no ocurre esto en España? Porque el Sistema aquí tiene demasiado bien agarradas las cosas y no permite que existan líderes que pudieran poner en peligro el chiringuito tan rentable que tienen montado a costa del sacrificio de la mayoría del pueblo.

Ahora bien, a este pueblo ni lo justifico ni lo eximo de culpa, porque si fuera soberano como nos dicen todos los días que es, habría puesto fin por las buenas o por las malas a este Sistema hace mucho tiempo.

Hay muchas más cosas de las que hablar, la principal es la función nefasta de los medios de manipulación de masas, y mucho más que extenderse sobre lo hablado, pero queda para otro momento.

Comments are closed.