AVIACIÓN NOTICIAS

Aviación, noticias, humor y más…
Subscribe

5F – El día en que los bolcheviques del psoe enterraron por decreto los derechos de los controladores aéreos.

febrero 05, 2011 By: administrador Category: Aviación, Destacados, Política

Lenin el genocida gobernaba a base de decretos. Instauró el terror en Rusia dando órdenes de que esos decretos justificaran y legalizaran el terror sin tapujos.

Donde gobierna la izquierda es donde menos derechos y calidad de vida tienen los trabajadores, y lo estamos viendo hoy en día en la Unión de Repúblicas Socialistas Expañolas, lugar en que los “reformistas” del psoe están llevando a marchas forzadas a los trabajadores al estado de esclavitud. Nos intentan poner la excusa de que es la canciller alemana Angela Merkel la que está imponiendo las “reformas”, pero es que esta individua, proveniente de la Alemania Democrática perteneció al Konsomol, es decir, a las juventudes del partido comunista; un ligero cambio de imagen desde la Alemania Democrática anterior a la Alemania Democrática actual y seguimos haciendo el mal en las dos caras de la misma moneda.

Lo que el 5F de 2010 hicieron los suciatas con los controladores aéreos fue eliminar el derecho a la libertad sindical y el derecho a la negociación colectiva a base de un decretazo. Nos impusieron unas condiciones de trabajo tiránicas y fuera de todo parámetro europeo. Desde entonces veníamos advirtiendo a todos aquellos borregos que odian ciegamente a los controladores aéreos de que se prepararan porque luego vendría el resto del rebaño; y efectivamente así es: ahora ya está decretado el fin descarado de la negociación colectiva, lo que significa que el trabajador está solo ante el peligro que representa la voracidad de dinero de los empresarios en el sistema capitalista (con lo que tiene de injusto tal generalización).

Claro que lo primero que tendrían que hacer los trabajadores si realmente tuvieran algo dentro del cráneo, aparte de serrín, es deshacerse de ugt, ccoo y uso, que no son más que extremidades de la misma basura que son el psoe e iu.

Lenin, Trotsky, Stalin, marxismo, psoe, iu, ugt, ccoo, uso, etc. son la misma cosa: la destrucción total y absoluta de la libertad del ser humano, la destrucción de su espíritu social, la destrucción del patriotismo, la destrucción de los derechos humanos, la destrucción de la esencia misma de la persona.

Nos creemos muy a salvo de que la chusma local llegue a los extremos a los que llegaron los bolcheviques de la Unión Soviética en tiempos de Lenin, pero es que ya lo hicieron en sus tristemente famosas chekas durante el régimen genocida que fue la segunda república. Para ilustrar lo que digo transcribiré ahora unos párrafos del libro “Bajo el signo del Escorpión” del sueco Juri Lina de origen estonio y conocedor perfecto del comunismo:

«“En su documental “La Rusia que Nosotros Perdimos”, el director Stanislav Govorukhin cuenta cómo el sacerdote en Kherson fue crucificado. El arzobispo Andronnikov en Perm fue torturado: sus ojos fueron sacados, sus orejas y nariz fueron cortadas. En Kharkov, el sacerdote Dmitri fue desnudado. Cuando intentó hacer la señal de la cruz, un Chekista le cortó su mano derecha.

Varias fuentes cuentan cómo los Chekistas en Kharkov pusieron a las víctimas en fila y clavaron sus manos a una mesa, hacían un corte en las muñecas con un cuchillo, vertían agua hirviente sobre las manos y tiraban de la piel. Esto era llamado “sacar el guante”. En otros lugares, la cabeza de la víctima era puesta sobre un yunque y era lentamente aplastada con una prensa a vapor. Aquellos que deberían sufrir el mismo castigo al día siguiente eran obligados a mirar.

Los ojos de dignatarios de la iglesia eran sacados fuera de sus orbitas, sus lenguas eran cortadas y los enterraban vivos. Hubo Chekistas que acostumbraban a abrir el abdomen de sus víctimas, seguido de lo cual, cortaban un trozo de su intestino delgado sacando una pequeña porción y ésta la clavaban a un poste del telégrafo y, con un látigo, forzaban a la desafortunada víctima a caminar en círculos alrededor del poste hasta que todo el intestino había sido desenredado y la víctima moría.

El obispo de Voronezh fue hervido vivo en una olla grande, después de esto se obligó a los monjes, con revólveres apuntados a sus cabezas, a que bebieran esta sopa.

Otros Chekistas aplastaban las cabezas de sus víctimas con atornilladores especiales, o las taladraban usando herramientas dentales. La parte superior del cráneo era aserrada y el más cercano en la línea era obligado a comer cerebro, siguiendo el procedimiento hasta el fin de la fila.

Los Chekistas arrestaban a menudo a familias enteras y torturaban a los niños delante de los ojos de sus padres, y a las esposas delante de sus maridos.

Mikhail Voslensky, un ex funcionario soviético, describió algunos de los crueles métodos usados por los Chekistas en su libro “Nomenklatura” (Estocolmo, 1982, pág. 321): “En Kharkov, las personas eran escalpadas. En Voronezh, las víctimas de torturas fueron puestas en barriles en los que se martillaron clavos para que dañaran a quien estaba en el interior y luego hacían rodar los barriles. Con una estrella de 5 puntas al rojo “marcaban” las frentes de las víctimas. En Tsaritsyn y Kamyshin, se amputaron las manos de víctimas con una sierra. En Poltava y Kremenchug, las víctimas fueron empaladas. En Odessa, les asaron vivos en hornos o les rompieron a pedazos. En Kiev, las víctimas fueron puestos en ataúdes con un cuerpo descompuesto y enterrados vivos, sólo para ser sacados nuevamente después de media hora”.

Lenín estaba descontento con estos informes y exigía: “¡Pongan más fuerza en el terror!”

Todo esto pasaba en las provincias. El lector puede intentar imaginar cómo fueron ejecutadas las personas en Moscú».

Fin de la cita.

Ni en la más retorcida y truculenta película de terror adolescente se pueden encontrar semejantes aberraciones. Puedes estar seguro de que Hollywood nunca hará una película denunciando este horror de izquierdas.

La izquierda nunca se arrepiente de nada, es más, está orgullosa de todas estas atrocidades contra “los enemigos del pueblo”.

Los controladores aéreos somos “enemigos del pueblo” y merecemos pasar por las manos del faisán Rubalcaba según la chusma, la misma chusma cada día más empobrecida por los neobolcheviques del psoe y compañía.

El resultado del terror rojo fue que el pueblo llano se convirtió en burócratas deshumanizados, sin espíritu; un ejército de zombies desalmados que no vivía, sino que simplemente sobrevivía. A los controladores aéreos el progresismo izquierdista y masónico nos ha llevado a convertirnos en burócratas sin ningún tipo de ilusión por el trabajo. En la Unión Soviética la represión brutal contra el pueblo convertido en burócrata no pudo remediar la situación, que cada vez se fue volviendo peor, la productividad no es que bajara, es que desapareció. La gran perjudicada en esta situación es toda la sociedad, pero no me da pena, porque la sociedad (vuelvo a generalizar) con su incultura, su estupidez y su pasividad, ha permitido y aplaudido llegar a esta situación de la cual está siendo víctima.

Tras el cierre del espacio aéreo por parte de Aena los días 3 y 4 de diciembre de 2010, el multimillonario a través de la política, José Bono (un apellido muy apropiado) dijo, refiriéndose a los controladores: “perded toda esperanza”. A mí me queda una sola esperanza: que el multimillonario a través de la política Bono, el faisán, Pepiño, Lema, Librero y demás hijos de la gran psoe, paguen algún día por el daño que nos han hecho. Yo, por mi parte, pondré todo el esfuerzo para que así sea ¿y tú?.

Comments are closed.