AVIACIÓN NOTICIAS

Aviación, noticias, humor y más…
Subscribe

Las primeras consecuencias de la privatización de Aena. El atraco de las tasas aéreas explicado.

enero 11, 2011 By: administrador Category: Aviación, Destacados

Ya empezamos a ver una de las primeras consecuencias de la privatización de Aena: la subida de las tasas aéreas un 4´8% en 2011, y con ella, el precio de los billetes para los pasajeros, pero la cosa va mucho más allá.

Aunque parezca increíble, en la Ley 39/2010 de 22 de diciembre de 2010 de Presupuestos Generales del Estado para el año 2011, dice textualmente en la página 105833:

En los aeropuertos en los que conforme a lo dispuesto en la disposición adicional segunda de la Ley 9/2010, no se preste por Aena el servicio de tránsito aéreo de aeródromo, en lugar de abonarse la tasa de aproximación, la cuantía de la citada tasa se integrará en la tasa de aterrizaje, incrementándose ésta en el mismo importe en que viniera exigiéndose.

No obstante lo anterior, en aquellos aeropuertos en los que pase a prestarse el servicio de tránsito aéreo de aeródromo, bajo la modalidad de Servicio de Información de Vuelo (AFIS), la cuantía que de la tasa de aproximación haya de integrarse en la de aterrizaje se minorará en un 60% respecto a la que viniera exigiéndose.

Fin de la cita

Para que el lector lo entienda debe saber que las tasas aéreas se dividen en tres: tasas de aterrizaje que cubren el servicio de aeropuerto, tasas de aproximación que cubren el servicio de control cuando los aviones vuelan en la cercanía de los aeropuertos y, por último, tasas de ruta para los aviones a niveles de crucero. Esta explicación es una simplificación un tanto matizable, pero sirve de aclaración.

Pues resulta que lo que dice la ley 39/2010 es que las tasas de aproximación se integrarán en las tasas de aterrizaje, con lo cual el que recibe las tasas de aterrizaje (incrementadas) por prestar exclusivamente el servicio de aeropuerto, además recibirá las tasas de aproximación, es decir, VA A COBRAR POR UN SERVICIO QUE NO PRESTA. Pero para más descaro vemos que la medida sólo es aplicable a los aeropuertos en los que NO se preste por Aena el servicio de tránsito aéreo de aeródromo; o sea, es una medida hecha expresamente para las empresas privadas que se quedan con el patrimonio pagado por los españoles.

Y siguiendo con el escándalo, ahora tenemos que explicar de dónde sale el 4´8% de subida de media de las tasas en 2011. Vemos que las tasas de ruta (exclusivas de Aena) bajan un 7´8%, es decir, bajan los ingresos públicos; se mantiene el precio de las de aproximación que es un servicio prestado exclusivamente por Aena, pero que no va a cobrar en los aeropuertos privatizados y, por último, suben enormemente las tasas de aterrizaje, de tal modo que incluso compensan la bajada de las de ruta y el mantenimiento de las de aproximación, haciendo que la media general de las tasas suba el 4´8% como reconoce la propia Aena.

El caso de los aeropuertos con AFIS es exactamente igual con la única diferencia de que la tasa de aproximación se reduce un 60%, servicio (el de aproximación) que tampoco se presta en torres con AFIS.

LO QUE PIERDEN LOS ESPAÑOLES CON LA PRIVATIZACIÓN DE AENA:

1. En un país turístico por excelencia, con el 80% del turismo entrante por avión, los aeropuertos son un sector estratégico para la economía nacional. Ahora pasan a manos privadas en un 49%.

2. La deuda de Aena la pagamos todos los españoles al privatizar una posesión nuestra, entregándola a empresas privadas.

3. El precio de la privatización es RIDÍCULO (ver artículo “La escandalosa privatización de Aena”), lo cual significa malvender el patrimonio de los españoles para beneficio exclusivo de empresas privadas.

4. Se socializan las pérdidas (deuda de Aena) pero el beneficio se lo quedan “limpito” las empresas privadas que compran a precio de saldo y además con una fuerte subida de tasas exclusivamente para ellas.

5. Aena deja de cobrar por un servicio que presta (el de aproximación) y pasan a cobrarlo unos proveedores de servicios privados sin tener derecho a hacerlo (derecho legal sí, pero legítimo no).

¿Cómo compensará Aena la drástica reducción de ingresos en tasas de ruta y aproximación?, pues rebajando el sueldo de los controladores y despidiendo a gente, ¿EMPIEZA A CUADRAR AHORA TODO EL CONFLICTO DE LOS CONTROLADORES AÉREOS?.

Pepiño, Lema, Librero y demás privatizadores convencieron a los ciudadanos de que era “inmoral” el sueldo de los controladores y de que había que bajarlo por principios “éticos” y “morales”. Vendieron muy bien la moto (en este caso el avión) de que esto era una lucha contra unos “privilegiados” y que era una lucha justa y honrada. Dijeron que al bajar los sueldos de los controladores bajarían las tasas aéreas y con ellas los precios de los billetes (en este mismo blog puedes ver mucha información al respecto) redundando en un beneficio general para la sociedad.

Pues aquí tenéis la verdad:

– Es inmoral engañar a la gente y echarla en contra de unos trabajadores cuyas condiciones de trabajo eran similares a las europeas.

– Es inmoral insultar continuamente a unos trabajadores para asesinarlos socialmente y así justificar un montón de barbaridades, tanto en su contra, como en contra de todos los españoles.

– Es inmoral legislar contra la libertad sindical y contra la negociación colectiva.

– Es inmoral cargarse un convenio colectivo a base de reales decretos y leyes, imponiendo unas condiciones laborales esclavistas a los trabajadores a base de decretazos.

– Es inmoral privatizar a precio ridículo un sector estratégico para España como es el de los aeropuertos.

– Es inmoral legislar descaradamente a favor de empresas privadas y en contra de todos los españoles.

– Es inmoral tirarse un año entero diciendo que las tasas aéreas iban a bajar al bajar el sueldo de los controladores, y luego subirlas.

– Es inmoral permitir que empresas privadas cobren por un servicio que no prestan, y que por tanto no les cuesta nada, y hacer que ese servicio lo preste una empresa pública sin cobrarlo.

– Es inmoral reducir los ingresos del sector público para subir los del sector privado (y después dicen los liberales que el sector público no funciona).

– Es inmoral que durante años muchas empresas constructoras se hayan forrado con obras faraónicas en aeropuertos generando así una deuda que ahora pagamos todos los españoles a través de una privatización regalada.

Y por último ¿alguien conoce una privatización que no haya terminado con las siguientes tres cosas:

1. despidos,

2. empeoramiento de la calidad del servicio.

3. encarecimiento del servicio?

Comments are closed.