AVIACIÓN NOTICIAS

Aviación, noticias, humor y más…
Subscribe

Carta abierta de un controlador aéreo

diciembre 19, 2010 By: administrador Category: Aviación

Lo primero pedir disculpas por la reacción desesperada del 3 de diciembre, pero fue eso, desesperación y la imposibilidad de trabajar en esas condiciones emocionales extremas.

Me explico:

Es falso que hayamos creado demoras durante años. Es solo cuestión de una palabra en los mensajes de las compañías: Su vuelo no está retrasado por controladores, sino por el sistema de control. Quizá su avión viene de Londres y hay una obra allí. Tal vez en Viena hay niebla, hay infinitas causas. Jamás he provocado ni un minuto de demora, nunca.

Yo no hacía horas extras (y como yo mucha gente) y estuve siempre en contra del anterior sistema de jornada porque prefiero que trabajen más personas menos tiempo, pero era legal y un acuerdo entre las partes y su coste salía de las tasas aeronáuticas. Tan bien iba el sistema que, sin crisis por medio, Aena tuvo en 2004 beneficios de 5000 millones de €.

Las inversiones ruinosas en aeropuertos desolados y contrarias al criterio de los controladores, como la ampliación de Barajas en vez de Torrejón, han hecho un boquete de 14000 millones en mi empresa. Ahora toca pagar y vender de saldo parte del patrimonio de todos ustedes y la mitad del negocio futuro de los aeropuertos por 30 años, no sé si porque Aena no marcha o es el país entero el que se hunde, lo dejo a los analistas económicos. Yo sé controlar aviones, no economía ni escribir finamente.

Quede claro que este verano hemos celebrado unas elecciones sindicales y que nuestros actuales representantes (por tanto el 95% de nosotros) han aceptado hace mucho la cantidad que unilateralmente ofreció el ministro (y que Aena incumple) y que estamos dispuestos a trabajar más horas dentro de un convenio europeo hasta que entren los 500 nuevos controladores anunciados por mi querido ministro y que esperamos como agua de mayo. Sin embargo Aena insiste en que no hacen falta más. Me da miedo pensar en lo que tendrán preparado para nosotros y en cómo afectará a la seguridad.

Desde hace meses ningún controlador quiere el sistema anterior sino un salario medio europeo y la tranquilidad necesaria para separar los aviones en los que ustedes vuelan. Por cierto, nadie quiere saber qué pedimos ni en qué condiciones de seguridad viaja. Pues les diré que la seguridad de su vuelo depende en gran medida de nuestro estado mental, que no es muy saludable como se puede imaginar cualquiera al que hayan militarizado ilegalmente o usado de trapo durante un año. Cuando pienso en la riqueza que podríamos crear mejorando el espacio aéreo me entran ganas de llorar. Yo lo hice gratis en Mallorca con un amigo, cerca de un 15% y solo con nuestra experiencia y una posición más de control en la torre.

Sin embargo no quiero con esta carta quejarme lastimeramente, cuando mi país se desmorona y veo a la gente sufrir porque no llega a fin de mes, cuando mi sueldo en muchos casos triplica el suyo. Mi problema no es el dinero, o sí porque gano más de lo que debo para tener derechos en España. Mi queja es más sutil y menos importante aparentemente, es un problema de libertad porque ahora vivo en una dictadura militar y estoy sometido a un gobierno que se salta las reglas del juego desde el día 5 de febrero con el aplauso del personal. Además tengo que separar los aviones en los que ustedes vuelan y hacerlo muchas más veces que antes y en estado de alarma preventivo e ilegal pero deseado por el pueblo, tan bien dirigido contra mí y de rebote contra si mismo. En mi opinión, jalear esta bestialidad gubernamental no le saldrá gratis a la sociedad española. Se han cruzado demasiadas líneas rojas.

Por todo lo que les digo y visto que en España todo el mundo sabe de mi profesión y conoce cuanto debería cobrar y cual debe ser mi jornada, propongo que se haga un referendum en el que el pueblo español decida mis condiciones laborales o qué convenio europeo debo firmar. Solo les pido me dejen la libertad de dejar mi trabajo si no me compensa el resultado.

De hecho ya les digo que no me compensa aunque me pagaran lo que dice el ministro que ganaba y que no he visto jamás ni de lejos. Si esto no se arregla y dejan ya de utilizarnos de cortina de humo el país va a tener el espacio aéreo que reclama a voces, un desastre enorme por muchos años, y un accidente fácilmente evitable. Ojalá me equivoque pero mis tripas y mi experiencia me llevan avisando un año ya. Disculpas de nuevo y que tengan buen vuelo.

Comments are closed.